Saltar al contenido.

Leído: ‘El huerto de Emerson’, Landero reflexiona sobre la escritura y la vida

Conversación de Mabel Mata con el autor de ‘Lluvia fina’ en la Fundación Cajasol.

Luis Landero combina en ‘El huerto de Emerson’ (Tusquets) recuerdos de su vida y reflexiones sobre el oficio (que niega) de escritor y el de lector.

Landero resalta la importancia de lo concreto, de la mirada, de lo vivido, como la base sobre la que asentar la imaginación necesaria para la escritura.

Y también lanza, casi de pasada, ideas sobre los autores que han sido importantes para él: Adorno, Schopenhauer, Montaigne, Juan Ramón, Cervantes, el anónimo del Lazarillo

En los capítulos dedicados a los recuerdos aparecen una serie de personajes enraizados en su Extremadura natal y en sus primeros años en Madrid, cubiertos en un halo de ensoñación.

Después de la excepcional Lluvia fina, el nuevo libro de Landero parece leve, pero despierta el hormigueo de volver con una nueva mirada sobre Borges, Kafka o Shakespeare, o descubrir autores que no han caído en tus manos.

Una versión reducida de esta entrada apareció antes en mi cuenta de Twitter @Librosen5tuits.

A %d blogueros les gusta esto: